Las aplicaciones cloud o aplicaciones en la nube son sistemas de software a los que los usuarios acceden desde Internet. De este modo, el servidor gestiona una parte de las aplicaciones cloud y no lo hace todo el equipo físico del usuario.

Las aplicaciones cloud revolucionaron los negocios y la forma de trabajar. Su diseño permite una experiencia igual de completa que un programa instalado en el equipo físico pero con menos uso de los recursos. Otras grandes ventajas son las actualizaciones permanentes y la posibilidad de acceder desde distintos dispositivos.

¿Cuál es la diferencia con las aplicaciones on-premise?

Las aplicaciones on-premise son los programas instalados en los equipos de los usuarios. Es un software instalado en las computadoras e implica un acceso físico a la información.

En cambio, las aplicaciones en la nube permiten almacenar y acceder a los datos a través de Internet. Esto implica una descentralización de la información ya que se puede acceder a ella desde distintos equipos.

Durante los aislamientos de la pandemia de COVID19 las aplicaciones cloud fueron una herramienta central que garantizaron la continuidad de los negocios y los trabajos. En un mundo donde el trabajo remoto cobró tanta importancia las aplicaciones cloud son un elemento considerable para tener en cuenta por las ventajas que provee.

6 ventajas de las aplicaciones cloud

  • Productividad: Las aplicaciones en la nube permiten la posibilidad de crear un ecosistema de negocios ya que están contactadas entre sí. Los usuarios pueden colaborar entre ellos mediante documentos, tareas, trabajos colaborativos que las aplicaciones cloud permiten. El modo en que funcionan optimiza el tiempo y los flujos de trabajo. Además, no requiere de tanto lugar de almacenamiento, lo que aliviana el equipo físico. Las aplicaciones son sencillas de navegar y tienen un diseño muy intuitivo, por lo que los usuarios se adaptan rápidamente a ellas.
  • Permite trabajar desde cualquier lugar: En referencia a lo que decíamos antes, los aislamientos por el COVID19 generó una migración hacia el teletrabajo. Entre las herramientas probadas en el 2020, las aplicaciones en la nube fueron de las más usadas para tener una continuidad laboral. Los trabajadores pudieron acceder a la información necesaria para continuar con los trabajos desde sus casas y desde cualquier dispositivoa.
  • Estabilidad: Las aplicaciones se adaptan a las necesidades de las empresas y no al revés. De este modo, las empresas pueden buscar la aplicación que más les sirva a su modelo de trabajo. Se paga por el uso que se le da, con posibilidades de ampliarlo o reducirlo cuando sea necesario.
  • Prioridades: Contar con aplicaciones cloud implica no tener que capacitarse en otro tipo de soporte. Esto genera que el foco se pueda poner sobre las prioridades de la empresa. El personal no tiene que investigar o dedicarse a las actividades de soporte porque esto es provisto por la empresa de cloud.
  • Resguardo y actualización: La información contenida en la nube está disponible siempre. No importa si los dispositivos se rompen o sufren algún daño. Además, las actualizaciones las realiza el proveedor sin interrumpir el servicio.
  • Seguridad: Las posibilidades de ciberataques son más altas en las aplicaciones on-premise, es decir, cuando los datos están dentro de servidores de la empresa. Las aplicaciones cloud cuentan con medidas de seguridad avanzadas, lo que dificulta los ataques cibernéticos.

En Worldsys contamos con ambas modalidades de software. La elección debe ser analizada en detalle según las necesidades técnicas del cliente y las ventajas que la solución le provea. El software es el que se adapta a las necesidades de la empresa y no al revés.

Descubre nuestras soluciones para la Prevención de Lavado - 6 ventajas de las aplicaciones cloud.

Otros artículos que pueden ser de tu interés: